Por un consumo local de árboles de navidad

Nov 11, 2016 // By:AnaHerrera // No Comment

Con el sistema de producción se genera un círculo sustentable que beneficia a trabajadores de la tierra y se permite la conservación de recursos naturales

Una navidad resultaría incompleta sin la presencia del símbolo por excelencia para celebrar esta tradición que se ha popularizado con la globalización.  En México el consumo de árboles de navidad se ha incrementado desde la década de 1950  y actualmente representa la posibilidad de formar parte del círculo sustentable en donde el medio ambiente, la economía y la sociedad reciben un beneficio igualitario.

De acuerdo a la Comisión Nacional Forestal (Conafor) la venta de árboles navideños es de 1 millón 800 mil por año. De esta cifra, 60 % de ellos se adquieren para armonizar los hogares de la Ciudad de México en la temporada; sin embargo, un millón de árboles son importados de Estados Unidos, lo que se traduce en el debilitamiento del mercado local que se distribuye en 19 estados de la república.

Después del Estado de México, Michoacán y Guanajuato, la Ciudad de México es el cuarto estado en producir árboles de navidad

En 2002, México contaba con una superficie de 86 ha. (hectáreas) dedicadas a las plantaciones de árboles de navidad, pero para 2016 existen 10 mil ha. de las cuales poco más del 50 % cuentan con el apoyo de la Conafor, mientras que el resto de productores lo hacen de manera independiente.

La CDMX tiene 175 ha. de plantaciones de árboles de navidad trabajadas por  75 productores que se encuentran en las delegaciones Magdalena Contreras, Tláhuac, Xochimilco y Tlalpan, siendo esta última demarcación en donde se encuentran 95 % de las plantaciones.

Sobre el valor de este capital natural, el Gerente Estatal en la Ciudad de México Gustavo López Mendoza afirma que es importante  “que la gente en el bosque tenga una actividad digna de trabajo que le permita tener un ingreso y arraigarse en el lugar. Hay que generar empleo aquí, generar produciendo y eventualmente poder exportar”.

En el vivero Tepeteitoico ubicado en el cerro El Maninal en Tlalpan, la familia de Humberto Corona cuenta con una tradición de 50 años dedicándose a esta labor. Aquí podrás encontrar distintas especies de árboles de Navidad, el más común es el Ayacahuite que se presenta más abundante y frondoso en sus ramas, a diferencia del oyamel que tiene menor espesor pero que resulta de igual belleza.

Con diferentes alturas de acuerdo a las necesidades de cada espacio, los precios por un árbol de navidad van desde los 800 a 1600 pesos. La plantación de la familia Corona se ubican en el kilómetro 17.5 de la carretera panorámica a Santo Tomás Ajusco.

Al fondo y a la izquiera Oyamel; a la derecha Ayacahuita
Al fondo Oyamel, a la derecha Ayacahuita

Por su parte, en el Parque Ejidal San Nicolás Totolapan, cuya entrada se ubica en el kilómetro 11.5 de la carretera Picacho-Ajusco también cuenta con una zona de 3 ha en donde existen 500 árboles que actualmente se encuentran a la venta para el público. Su precio se encuentra entre 500 y mil pesos.

Además de poder realizar la corta de árboles de navidad en familia, en el parque ubicado en la frontera de Tlalpan y Magdalena Contreras, también podrás disfrutar de senderos para caminatas y ciclismo de montaña, tirolesa, cabañas, zona de campamento, pesca de trucha y antojitos mexicanos.

Sustitución de importaciones, un modelo que fortalecería la economía nacional frente a las crisis que enfrenta la moneda

Las plantaciones en San Nicolás Totolapan cuentan con el apoyo de la Comisión Nacional Forestal y de la Comisión Nacional de Recursos Naturales de la Secretaría de Medio Ambiente de la CDMX a través del Programa de Recoinversión Productiva en donde se han invertido 8 millones de pesos desde 2013 para transformar los cultivos de avena, papa o abandonados en producciones forestales.

Gustavo López Gerente de Conafor en la CDMX y José Manuel Ávila Director de Corena
Gustavo López Gerente de Conafor en la CDMX y José Manuel Ávila Director de Corena

Por su parte, el  Fondo de Apoyo para la Conservación y Restauración de los Ecosistemas ha permitido que las plantaciones forestales se mantengan y se renueven a través de la compra de herramienta, producción de composta y monitoreo de plagas.

Con las capacidades y virtudes forestales que tiene la CDMX en las amplias cordilleras montañosas presentes en el suelo de conservación, esta temporada es ideal para formar parte del círculo sustentable al adquirir un árbol de navidad, pues además de apoyar a las comunidades que las producen, también se contribuye al mantenimiento del suelo de conservación, esencial para disminuir las concentraciones de dióxido de carbono y en donde se recargan los mantos acuífero que suministran de agua a la ciudad.

Además, estas plantaciones permiten el freno del avance de la mancha urbana en el suelo de conservación de la metrópolis que asciende a casi 60 % de su territorio total.

Gotas en hojas de Oyamel
Gotas en hojas de Oyamel

 

About AnaHerrera

Browse Archived Articles by AnaHerrera

Leave a Comment

Your email address will not be published.