Paraje Vinazco: rincón para el turismo de naturaleza

Dic 25, 2016 // By:AnaHerrera // No Comment

El ejido Viborillas, Ojo de Agua, se ubica en la parte norte de Veracruz en el municipio Huayacocotla; cuenta con una extensión territorial de 1,554 ha y es propiedad de 129 ejidatarios. Ellos, junto a sus familias, fueron acreedores a los Premios Nacionales y Estatales al Mérito Forestal 2016, en la categoría de Manejo y Ordenación Forestal, por sus esfuerzos en brindar mantenimiento y protección a los bosques del ejido.

Este reconocimiento refleja el trabajo realizado desde la década de 1960, cuando se otorgaron las tierras a los ejidatarios; desde entonces la organización y las tareas continuas han sido fundamentales. Andrés Reynoso, Asesor Técnico de la zona explica que “el ejido ha ido buscando cómo fortalecerse, primero se empezó con un vivero para producir la propia planta que se requería para reforestar las áreas”.

ojo1

Como Asesor Técnico Forestal, las tareas de Andrés Reynoso empiezan con el amanecer. En un momento de descanso que se tomó para brindar esta entrevista, destaca el compromiso de los 129 ejidatarios y sus familias para dedicarse a las actividades del bosque que van desde la prevención de incendios, reforestaciones y podas, hasta la actualización de información mediante cursos de capacitación.

Además de otorgar una vista memorable del bosque de niebla, el desarrollo ecoturístico cuenta con 180 ha, incluidas en el Plan de Manejo Forestal de la zona, destinadas a ser protegidas por cobijar especies de flora y fauna sujetas a protección especial.

“No sólo es aprovechar el bosque, sino cultivarlo. Las personas cortan año con año alrededor de 15 ha que son reforestadas inmediatamente. Ahora el ejido va en su tercer ciclo de corta y se ha mantenido el aprovechamiento sustentable. El ejido ha sido reconocido y la gente está muy comprometida con el aprovechamiento del bosque, el cultivo, cuidado y fomento del mismo”.

Cabe destacar que el aprovechamiento forestal no siempre ha sido posible: en la primera mitad del siglo XX, la Ley Forestal en México dificultaba que los propietarios de las tierras se beneficiaran ellas; sin embargo con el levantamiento de la veda forestal a partir de la década de 1980, se han permitido las actividades subsecuentes; excepto en la Ciudad de México (CDMX) lugar en donde aún se encuentra vigente esta restricción.

De acuerdo al Ingeniero Gustavo López, gerente estatal de CONAFOR en la CDMX esto ha causado un deterioro del bosque: “cuando los árboles llegan a su madurez, empiezan a deteriorarse y la muerte natural es subsecuente a partir de que cumplen 100 años”, explica.

El desarrollo turístico del ejido Viborillas de Veracruz es administrado por el grupo empresarial comunitario Vinazco, nombre que recibe el paraje destinado a las actividades ecoturísticas.

Además de localizarse a 3 horas de la CDMX, y a 20 minutos de la cabecera municipal, uno de los principales atractivos es el recorrido por un sendero que empieza en la presa y que conduce al paraje conocido como bellotero, lugar donde los árboles de pino sirven de bodega de comida de los pájaros carpinteros; después el camino atravIesa dos afluentes de la cuenca del río Vinazco, el cual abastece la parte baja de la región y se dirige hasta el río Tuxpan.

El camino sigue para mostrar un área de protección de flora para la especie de romerillo (taxus globosa Schlecht) , ubicada en la NOM 059 como una especie en riesgo.

Después de pasar por una zona de helechos de 2 metros de altura, los ojos reciben el impacto de una instantánea armonizada por una cascada de 60 metros en donde también se puede apreciar el momento preciso en el que sube la niebla. Finalmente el andador conduce a un vivero forestal y culmina en la el mismo punto de partida.

About AnaHerrera

Browse Archived Articles by AnaHerrera

Leave a Comment

Your email address will not be published.