De orugas a mariposas: misterios de su transformación

Oct 13, 2017 // By:AnaHerrera // No Comment

La evolución de las orugas ha permitido el desarrollo de sus genes del gusto y su capacidad de desintoxicación; sin embargo, este proceso se ha traducido en una amenaza para cultivos de consumo humano que se suma al riesgo elevado que causa el contacto de su piel con las personas.

De acuerdo al estudio publicado en ‘Nature Ecology & Evolution’, la oruga gris del Tabaco (‘Spodoptera litura’) puede comer cualquier cosa gracias a la expansión de los genes implicados en el gusto y la desintoxicación.

Mediante técnicas moleculares modernas, los científicos han descubierto que estas orugas han desarrollado un enorme arsenal de familias de genes que les permite comer casi cualquier cosa a través de sus receptores de sabor y enzimas de desintoxicación para sustancias amargas o tóxicas.

Esta capacidad, hizo posible que estas orugas se adaptaran a diferentes ecosistemas ya que pueden comer más especies de plantas diferentes e incluso digerir los insecticidas más tóxicos.

Esta característica en el ‘Spodoptera litura’, ocasiona que una vez transformada en mariposa, también se convierta en una amenaza para muchos cultivos al alimentarse de más de un centenar de especies de plantas diferentes como arroz, maíz, algodón, verduras, patatas, col y soja, cultivos que son cruciales para la seguridad alimentaria.

Además de esta virtud evolutiva, estos insectos del orden Lepidoptera (mariposas), se suman a la alta peligrosidad que ocasiona el contacto humano con estas larvas que incluso llevan a generar lesiones.

De las más de 125 mil especies de Lepidoptera sólo unas 100 son capaces de causar daño al humano.

Estos organismos tienen cerdas o pelos acanalados en forma de aguja hipodérmica, en su base se encuentra una pequeña glándula que almacena un compuesto tóxico que llega a causar dermatitis, vómito, calambres musculares, convulsiones y lesiones muy dolorosas. Cuando el contacto con la oruga es repetitivo se puede desencadenar choque anafiláctico. El tratamiento es a base de antihistamínicos y analgésicos.

Por su parte, algunas mariposas  tienen en el cuerpo y en las patas púas o cerdas, que penetran fácilmente en la piel causando lesiones denominadas “Lepidopterismo” que consiste en dermatitis. Si las escamas del cuerpo o las alas son inhaladas accidentalmente, se presenta rinitis alérgica que se suele complicar en pacientes asmáticos.

De acuerdo a la Revista mexicana de pediatría, los insectos que se pueden considerar venenosos son más abundantes de lo que suponemos. Desde el punto de vista médico, siempre han ocupado un lugar muy importante en salud pública, por ser la causa de más de 20,000 accidentes al año, con una mortalidad del 10%. Las personas más afectadas son principalmente los lactantes, preescolares y adultos de más de 70 años, otro grupo importante es el de las personas hipersensibles a los componentes de los venenos y las que tienen algún padecimiento patológico.

A pesar del riesgo que representan para la salud y para la vida, el tema de los accidentes causados al hombre por insectos venenosos, son tratados someramente u omitidos de los programas de enseñanza en la mayoría de las escuelas de medicina de nuestro país y de muchos otros del mundo.

 

About AnaHerrera

Browse Archived Articles by AnaHerrera

Leave a Comment

Your email address will not be published.