Los canales de Xochimilco: 10 datos para saber

Abr 27, 2018 // By:AnaHerrera // No Comment

García Martínez Bernardo, 2007, “La cuenca de México Conquista (siglo XVI, a partir de 1519) cambios y continuidades. Arqueología mexicana Vol. XV Num 86 Pags 70 y 71

1.- Hace más de 500 años, Xochimilco era uno de los 5 lagos que conformaban el sistema lacustre del valle de México; su agua, al igual que el lago de Chalco, era dulce. Actualmente, con tan sólo un 2 % de esos remanentes, Xochimilco es una demarcación de la Ciudad de México que ha visto reducir su lago a 180 km de canales como consecuencia de la urbanización en una de las ciudades más grandes del mundo.

 

Fotografía de Miguel Ángel Sicilia Manzo

2.- El ajolote mexicano, anfibio originario de Xochimilco, se encuentra en peligro crítico de extinción a causa del deterioro de su hábitat. De 6 mil ajolotes que había por km2 en 1998, su población se ha reducido a 36 ajolotes por km2 en 2014. De acuerdo a Luis Zambrano, Investigador del Instituto de Biología de la UNAM, “una especie no es una especie si no está en su hábitat”.

 

Carpa común o Cyprinus carpio  Fotografía de Carlos Galindo Leal

3.- En la década de los 70, se optó por ingresar a los canales peces carpas y tilapia, especies introducidas ajenas al ecosistema; en 1992, cuando Xochimilco se convirtió en una Área Natural Protegida, se prohibió la pesca y por ende, estos peces apoderaron de las aguas, disminuyendo la población de ajolotes al alimentarse de ellos.

 

4.- Hace media década existían entre 6 y 8 especies endémicas de peces en Xochimilco, actualmente sólo sobrevive una: el mexclapique (Girardinichthys viviparus).

 

Chinampa del colectivo Chinampayolo

5.- Las chinampas son una técnica de agricultura única en el mundo. De acuerdo al investigador del Departamento de Teoría y Análisis de la UAM Xochimilco, Alberto González Pozo, las chinampas datan del año 900 de nuestra época. Los antiguos pobladores observaron que  “el lago no tenía mucha profundidad y comenzaron a construir islotes artificiales”. Delimitando un rectángulo, se hace una base de la chinampa con mezcla de materiales orgánicos, ramaje, tierra, piedras, plantas secas, compactados poco a poco, hasta tener una superficie en dónde se puede cultivar.

 

Fotografía de José Luis Godoy Rendón

6.- Para impedir los deslaves, las chinampas se rodean de ahuejotes, árboles de rápido crecimiento, cuyas raíces, una vez que llegan al fondo del agua, se expanden evitado también la erosión de las capas de tierra. Los ahuejotes forman parte de la familia de los sauces, son delgados, hacen poca sombra y garantizan la entrada de luz solar.

 

Sobre una chinampa se ubica la Granja Apampilco en donde se cultivan más de 20 hortalizas

7.- De acuerdo a Marisa Mazari, del Laboratorio Nacional de Ciencias de la Sostenibilidad del Instituto de Ecología, UNAM “El sistema chinampero ha sido de los sistemas ecológicamente más productivos en donde había un reciclaje de la materia”; sin embargo, con el paso del tiempo se ha ido deteriorando a partir de la mala calidad de agua en los canales, misma que llega vía bombeo por plantas de tratamiento y por el uso de plaguicidas sobre la zona de producción.

Felipe Barrera de Chinampayolo mostrando la tierra usada para los “chapines”

8.- El agualodo que se sigue extrayendo de lo profundo del canal, aún es aprovechado para realizar chapines (bases de cultivo) en donde se colocan semillas que después se trasplantan a las chinampas.

9.- La zona de canales en Xochimilco se hunde entre 30 a 40 cm por año, los materiales arcillosos y sedimentos tienen mucha agua asociados a ellos, al extraerse grandes cantidades de agua subterránea para suministrar a los habitantes de la metrópolis, existen hundimientos y desplazamientos en la zona, especialmente a partir de los sismos de 2017.


Fotografía de Francisco Javier Ibarra Del Río

10.- En Xochimilco existe un microclima que ayuda a mantener la calidad el aire en la CDMX, además  es un vaso regulador que evita inundaciones severas al enviar cantidades de agua hacia el drenaje profundo.

Esta información se socializó durante el taller de periodismo ambiental realizado en Xochimilco por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) en colaboración con la Red Mexicana de Periodistas Ambientales (Rempa) y con el apoyo del colectivo de chinamperos Chinampayolo.

 

About AnaHerrera

Browse Archived Articles by AnaHerrera

Leave a Comment

Your email address will not be published.