Aguilillas, cernícalos, patos, pinzones, carpinteros, zorzales, garzas y colibríes; un total de 1,117 especies de aves habitan el territorio mexicano, de ellas, 365 especies, casi la tercera parte, se encuentran y viven en la CDMX.

Para visibilizarlos, la exposición escultórica “AVES DE LA CIUDAD DE MÉXICO. Una Sinfonía de Colores” del creador de arte sustentable Davit Nava, exhibe en la estación del Metro Zócalo de la Ciudad de México un total de 80 esculturas en tamaño real de las aves más comunes que viven en esta ciudad. Visita la exhibición del 19 de octubre al 19 de noviembre de 2018.

La exposición se da en el marco del “2018 Año de las Aves” el motivo de la muestra es acercar al conocimiento y disfrute de las aves, al ciudadano de a pie, a quien utiliza y a veces a diario, el Metro de la CDMX. Asimismo, la exhibición pretende despertar interés sobre estas especies para que el público se anime a conocer más de ellas en otras plataformas, como AverAves, AvesMX, Naturalista y EncicloVida. De la anterior forma, la acción ciudadana podrá verse reflejada en la conservación de las especies.

Los bosques y parques urbanos son espacios valiosos que favorecen la conservación y diversidad de las aves; su calidad, continuidad e incremento, debieran estar en el foco de la política pública ambiental.

La importancia ecológica de las aves se presenta en varios aspectos: polinizan flores, dispersan semillas, controlan poblaciones de insectos, se alimentan de carne putrefacta, y en general, son excelentes indicadores de la salud de ambientes naturales. Además, son seres vivos con quienes compartimos el espacio que habitamos. Y por si fuera poco… ¿quién no ha experimentado gusto, alegría o asombro, al escuchar sus cantos u observarlas posadas, en vuelo o realizando el cortejo?

El subtítulo de la exposición “AVES DE LA CIUDAD DE MÉXICO. Una sinfonía de Colores” hace referencia a la increíble gama cromática de sus plumas y a los muy diversos cantos de las especies canoras. Cada escultura está hecha de barro y madera proveniente de caídas naturales de árboles (por ejemplo, en desastres naturales). Al respecto, el autor Davit Nava comenta: “Uso madera de árboles que han caído naturalmente y barro que no requiere hornearse, porque quiero que los materiales aporten más de lo que quitan al planeta. Es decir, busco usar materiales amigables con la naturaleza”. Y añade: “Cuando creo una escultura, como la de un ave, pienso que estoy usando mis manos y mi tiempo para crear conexiones entre el hombre y la naturaleza basadas en el respeto mutuo. Los humanos también somos naturaleza, por ello nos respetamos respetándola”.

Cada ave fue pintada de forma estilizada, con líneas rectas y cortes geométricos; buscando simplificar al máximo detalles, colores y características de las especies reales. El autor comenta: “De esta forma, se facilita a los espectadores recordar los detalles del ave para su posterior reconocimiento, cuando observen al ave real en su ambiente natural”.

En su andar por el Metro Zócalo, los usuarios de la red de transporte más usada del país, pueden conocer y disfrutar de cerca a los diferentes tipos de aves que alberga la CDMX. Entre ellas, las AVES RESIDENTES, llamadas así porque en su hábitat natural se pueden observar todo el año. Algunos ejemplos son: Colibrí berilio, Chara transvolcánica, Cuitlachoche pico curvo, Pinzón mexicano, Zafiro orejas blancas, Carpintero bellotero,  Rascador gorra canela, Cardenal rojo, Zopilote aura, Junco ojos de lumbre, Colibrí garganta azul y Zorzal mexicano.

La muestra también exhibe algunas AVES MIGRATORIAS RESIDENTES DE INVIERNO y es en esa temporada cuando visitan la CDMX. Aunque actualmente no sea temporada de frío, en la exposición se pueden apreciar aves como el Zumbador canelo, el Pato cucharón norteño, el Papamoscas de Hammond, el Chipe trepador, la Cerceta de alas azules y el Pelícano blanco americano.

También se podrán conocer algunas AVES ENDÉMICAS DE MÉXICO, que sólo habitan en una región y en ningún otro lado más en el planeta. Entre ellas, el Chipe rojo, el Colibrí corona violeta, el Rascador gorra canela, el Zorzal mexicano y el Gorrión serrano.

Las aves, como muchas especies del planeta, experimentan fuertes amenazas a sus poblaciones, principalmente por la transformación o pérdida de su ambiente, presencia de especies exóticas invasoras, sobreexplotación, contaminación y cambio climático. Algunas especies exóticas introducidas de otros países también se exhiben en la muestra, como la Paloma doméstica, la Aguililla rojinegra, el Mirlo dorso canela y el Gorrión doméstico.

Debido a los impactos negativos a la biodiversidad, algunas especies se encuentren bajo alguna categoría de riesgo establecida por la Norma Oficial Mexicana NOM-059-Semarnat-2010. La muestra exhibe algunas de las aves de la CDMX que se encuentran Amenazadas, Sujetas a Protección Especial o en Peligro de Extinción, entre ellas, la Aguililla rojinegra, el Gavilán pecho canela, el Gorrión serrano y el Pato de collar.

Los bosques y parques urbanos son espacios valiosos que favorecen la conservación y diversidad de las aves; su calidad, continuidad e incremento, debieran estar en el foco de la política pública ambiental. Para ello, es importante que su diseño incluya especies de plantas que provean a las aves principalmente un hogar y alimento.

Para conocer más, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, CONABIO y la FONOTECA NACIONAL invitan a disfrutar la magia de la Estela de Sonido que surge en el espacio cultural de la fonoteca ubicada en Coyoacán, donde escucharás los silbidos y cantos de Aves de la CDMX. La estación de audio posee una herramienta interactiva con la que podrás elegir a tu ave preferida, a la más común o a la más rara y reproducir su sonido característico. FONOTECA NACIONAL: Francisco Sosa 383, Sta. Catarina, 04010, Coyoacán, CDMX; abre de lunes a sábado de 10 a 18 h.

Fuente: Boletín