Comer también ayuda al mundo: 7 datos sobre la saludable dieta sustentable (y un par de itacates)

Feb 9, 2019 // By:AnaHerrera // No Comment

Esta dieta balanceada es una alternativa para impulsar el desarrollo sustentable a través de los procesos que hay en la cadena de la producción de alimentos

1 Polaridad alimentaria

En América Latina hay 39 millones de personas que padecen hambre, pero hay 178 millones de personas con sobrepeso y 105 millones con obesidad, lo que refleja un sistema alimentario inequitativo.

2 ¿Qué dice la FAO?

“Estamos mal alimentados, pero además los sistemas no están siendo inclusivos ni cuidadosos con el medio ambiente y el accionar comienza por cada uno de nosotros, en las elecciones que hacemos de consumo o de desperdicios de alimentos y ahí cada quien puede aportar un granito de arena”, de acuerdo a Pilar Santacoloma, oficial de sistemas alimentarios de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) para América Latina.

 

 


3 Comida fugaz
Las transformaciones en los patrones alimentarios, el sedentarismo, la comercialización masiva de productos ultraprocesados y una disminución de las preparaciones culinarias tradicionales, han dañado severamente la calidad de vida de las personas.

Estados Unidos, China, Japón, Brasil, India y México son los 6 países con mayores hábitos de consumo de comida rápida y alimentos procesados, de acuerdo a estudio realizado por la EAE Business School en 2014.

 

 

4 ¿Qué se puede hacer?

Fomentar la agricultura orgánica, conocer la producción local, acceder a programas públicos que incentiven cooperativas pequeñas, consumir información y procesarla en alimentación son maneras de contribuir desde lo particular a un tema con repercusiones planetarias.

Un ejemplo es “La dieta de salud planetaria” una propuesta que mitiga el impacto ambiental de los procesos de producción alimentaria, creada por un grupo de más de 30 científicos de distintas áreas provenientes de 16 países del mundo.
Foto: Acento Radio

5 ¿Qué sí y que no comer según la dieta?

Carne roja: Una hamburguesa o porciones de pollo a la semana o un bistec grande por mes.

Proteínas: principalmente de plantas, nueces y legumbres (frijoles, garbanzos y lentejas) todos los días.

Frutas y verduras: diariamente en más de la mitad de los platos que nos servimos.

Reducir el consumo de vegetales con almidón, como la papa o la yuca.

La dieta también habilita el consumo de 31 gramos de azúcar y aproximadamente 50 gramos de aceites como el de oliva.

 

6 ¿Dieta o régimen?

Oriente medio, China, Corea, África y América Latina, siguen presentando regímenes políticos que violentan los derechos humanos a través de ejercicios políticos de dictaduras en los que se normaliza un sistema de poder hegemónico. A una dieta también se le denomina régimen alimentario debido a la cantidad de restricciones que presenta desde un abordaje altamente disciplinado.

Si a la política la rodean las utopías, desde la gastronomía ¿se puede tener algo balanceado?

Con las 5 comidas diarias, con sus respectivas colaciones, la dieta permite las siguientes cantidades:

Nueces. 50 gr
Frijoles, garbanzos, lentejas y otras legumbres. 75 gr
Pescado. 28 gr
Huevos: 13 gr (lo que equivale casi a uno por semana)
Carne: 14 gr de carne roja y 29 gr de pollo
Carbohidratos: 232 gr de granos enteros (como pan y arroz) y 50 gr de vegetales ricos en almidón
Productos lácteos: 250 gr (el equivalente a un vaso de leche)
Verduras: 300 gr, y frutas: 200 gr

7 El mundo cambiando de hábitos

Para llevar a cabo este cambio alimentario, se requiere hacer una planificación en todos los rincones del mundo. “La humanidad nunca ha intentado cambiar el sistema alimentario a esta escala y velocidad”, afirma Line Gordon del Centro de Resiliencia de Estocolmo, investigadora de “La dieta de salud planetaria”.

Europa y América necesitarían recortar masivamente la carne roja; el este de Asia, el pescado, y África, el Caribe, las verduras con almidón.

Y un par de *itacates

En Chile se aborda el problema con perspectiva de género

De acuerdo a un estudio de la FAO en Chile, las mujeres son las más afectadas por los patrones alimentarios del sistema actual, y por los procesos de metabolización, generando obesidad y sobrepeso en u n 32.8% de mujeres mayores a 18 años.

El arte de la comida en México: otra oportunidad para lo diverso

Quelites silvestres, siembra de maíz, cuidado de la milpa; cosechas de frijol, chile, lechugas; hongos, árboles frutales, son símbolos de los infinitos ingredientes esenciales de la gastronomía mexicana que en 2010 fue visibilizada por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) como Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad.

Su biodiversidad y la relación entre las actividades agrícolas, prácticas rituales, conocimientos prácticos, herramientas, técnicas culinarias, costumbres y lazos comunitarios ancestrales, hacen de la gastronomía un lenguaje artístico y a su vez, una oportunidad para sumarse a la dieta planetaria desde múltiples contextos locales.

Aunque esa variedad culinaria puede rayar en una adaptación de la comida rápida a base de Tacos, Tortas, Tamales y Garnachas, la opción siempre puede ser combinar los ingredientes y equilibrar el régimen alimentario para encaminar un sistema de producción más justo en donde se requieren hábitos de consumo conscientes en cada persona.

*Itacate palabra originada en lengua náhuatl itacatl para referirse a la mochila que habitualmente resguardaba algún alimento y que en la actualidad se usa para nombrar a esa comida para llevar que se da a los invitados después de alguna fiesta o de una reunión.

Fuentes:  Arqueología Mexicana, Contrainformación, BBC

 

 

 

About AnaHerrera

Browse Archived Articles by AnaHerrera

Leave a Comment

Your email address will not be published.