Edificios colapsados tras sismo de 2017 en CDMX equivalen al 10% de la cifra en 1985

Sep 25, 2017 // By:AnaHerrera // No Comment

Las afectaciones en los inmuebles tras el sismo de 2017 son el 10% de lo que representó el temblor de 1985

Con la macabra repetición de un movimiento telúrico exactamente a 32 años de uno de los episodios más tristes en la historia de la Ciudad de México, el temblor que sacudió el pasado martes 19 de septiembre a la metrópolis mexicana le ha quitado la vida a más de 200 personas que no tuvieron la oportunidad de salir de los 38 edificios que colapsaron cuando la tierra se movió a una magnitud de 7.1 grados.

Este sismo impactó fuertemente los estados de Morelos, Puebla, Oaxaca, Guerrero y Estado de México, a casi una semana las víctimas son más de 300 personas y el número sigue en ascenso.

Así como la tierra se movió la tarde de 2017, también lo hizo en 1985 en la mañana del 19 de septiembre, pero a una intensidad de 8.1 grados. Aunque la repetición del día es una inquietante coincidencia, existen también algunas diferencias entre ambos movimientos telúricos.

En 1985 el terremoto se originó frente a las costas de Michoacán a una profundidad de 18 km; este año, el sismo tuvo su epicentro en Axochiapan, Morelos, a una profundidad de 57 km.

Mientras el sismo de 1985 se originó a 400 km de distancia, el de 2017 se originó a tan sólo 120 km de la capital.

Entre más cercanía mayor riesgo, entre menos profundidad más alta vulnerabilidad. La Ciudad de México (CDMX) está cimentada sobre un suelo lacustre en donde las ondas de los sismos tienen a intensificarse; con el sismo de hace más de 3 décadas se derrumbaron más de 400 edificios, 10 veces más de los que colapsaron tras el sismo de 2017.

La cifra de pérdidas humanas en el sismo de 1985 aún no es precisa pero se estima que fueron entre 6 mil y doce mil personas. Otras fuentes hablan de 40 mil decesos.

 Mapa que muesta los edificios derrumbados con el sismo de 2017, la mayoría de ellos ubicados en los límites de los lagos que fueron secandose desde hace 500 años con la urbanización de esta región.

La tercera variable, los sismo previos y posteriores  

Ya sea de día o de noche, la ciudad, los estados afectados y sus habitantes están tejiendo los mismos lazos de solidaridad que se vivieron después de aquella mañana de 1985 en la que la ciudad colapsó. Los procesos serán acaso parecidos, el duelo por las pérdidas humanas, la esperanza de encontrar vida aún a pesar de los días, la reconstrucción de la arquitectura social serán desafíos que tendremos que enfrentar todos los habitantes del centro del país.

A este proceso en el interior del país se suman otros en el exterior: el sismo del 7 de septiembre del presente año dañó severamente los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco, tras el movimiento de magnitud 8.2 grados murieron 96 personas y se dañaron más de 100 mil inmuebles.

La actividad sísmica continúa en México y sigue causando alerta en los estados afectados, el sábado 23 de septiembre, nuevos movimientos telúricos (el mayor de magnitud 6.1 grados) se han registrado en Oaxaca causando serias afectaciones en la zona del Itsmo, misma que ya se encontraba dañada por los temblores previos.

La cifra precisa sobre los inmuebles que tienen algún tipo de daño por el sismo del martes pasado en la CDMX aún es difícil de calcular, hasta ahora se estima que son entre 3 mil quinientos y 4 mil.

El poder de la sociedad unida es un motor para todos. Poco a poco las personas volvemos a nuestras actividades, la solidaridad sueña y despierta en las calles, en albergues, centros de acopio y zonas de edificios colapsados; la esperanza permanece en nuestras sonrisas, la incertidumbre se escapa entre nuestros ojos, la alerta permanece en nuestros pasos, la prevención en nuestros andares y el aprendizaje en nuestras acciones.

Fuente: Nexos

 

About AnaHerrera

Browse Archived Articles by AnaHerrera

Leave a Comment

Your email address will not be published.