Nicaragua, paraíso de energías renovables pero elevados índices de pobreza

Ago 23, 2017 // By:AnaHerrera // No Comment

Junto a Siria y Estados Unidos, Nicaragua ha decidido mantenerse ajeno a los acuerdos mundiales para reducir los efectos del cambio climático por considerarlos injustos al argumentar que las economías más grandes son las que más contaminan y los criterios no son equitativos con el resto de las naciones.

Los Volcanes Masaya y Concepción, el lago Nicaragua, una intensa actividad sísmica y la amplia capacidad de captar viento y sol, han hecho del país del guardabarranco (ave nacional) una zona con grandes recursos geotérmicos; no obstante, de acuerdo al Banco Mundial, Nicaragua es el segundo país con más pobreza en América Latina, después de Haití.

Guardabarranco

En 2015, durante la Conferencia de las Partes (COP 21), el jefe de la delegación Nicaragüense afirmó que las naciones ricas deberían hacer mucho más para defender al planeta e insistió en que los países desarrollados no estaban brindando el apoyo suficiente  para reducir su uso de combustibles fósiles y ayudar a otros países en su adaptación al impacto del cambio climático”.

A partir del pacto de París, todos los países se asumieron como responsables en la misma medida y por ende, con el mismo compromiso de reducir sus contaminantes a partir de límites voluntarios, calificados por el funcionario Nicaragüense como poco funcionales.

El 1 de junio de este año Estados Unidos abandonó el Acuerdo de París, enfocado en reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero por la quema de combustibles fósiles. Después de China, EUA es el segundo país del mundo que emite un mayor volumen de dióxido de carbono hacia la atmósfera con un 15% del total global.

Mientras Siria se mantiene sumergido en un conflicto bélico, Nicaragua aporta el 0.03% de las emisiones globales de contaminantes.

Nicaragua ocupa el sexto lugar entre los países más vulnerables al cambio climático en América Latina, de acuerdo al proyecto ND-Gain Country Index, de la Iniciativa de Adaptación Global de la Universidad de Notre Dame de Estados Unidos.

Aunque hace unos años Nicaragua importaba combustibles fósiles para generar su electricidad, hoy es considerada como una potencia en energía verde que actualmente produce su electricidad a través de energías renovables. Esto ha sido en gran medida a una política pública interna que ha mantenido al país de la antigua y cruel dictadura de los Somoza, en una nación disidente a los acuerdos mundiales.

A pesar de ello, el fantasma de la pobreza sigue acechándole. A partir del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) los temas de salud, educación, nivel de vida, falta de acceso al agua potable y saneamiento son medulares en el desarrollo de la nación centroamericana.

De acuerdo a un reciente estudio, más del 60% de los nicaragüenses son pobres multidimensionales, con cuatro o más privaciones de las mencionadas previamente.

Así es como una vez más, en América se tienen condiciones ambientales favorables para el desarrollo social a través de la sustentabilidad, que no son enfocadas hacia el crecimiento regional.

Fotografía: En la maleta

About AnaHerrera

Browse Archived Articles by AnaHerrera

Leave a Comment

Your email address will not be published.