América Latina rumbo a la COP 26

Sep 13, 2021 // By:AnaHerrera // No Comment

Representantes llaman a promover un nuevo paradigma de desarrollo y a transversalizar el enfoque de género en la región.

América Latina y el Caribe aporta menos del 10% del total mundial de emisiones de dióxido de carbono, principal responsable del cambio climático; sin embargo, su patrimonio biocultural se encuentra severamente amenazado por la magnitud de la crisis socioeconómica que se experimenta en sus territorios, agravada por la pandemia, ¿cuáles son algunas premisas que han surgido de cara a la COP 26?

El encuentro global que permite tejer las relaciones multilaterales para evitar el incremento de la temperatura del planeta, la conferencia de las partes COP 26, a realizarse en Glasgow, Reino Unido en noviembre, aún presenta un escenario incierto sobre las dinámicas presenciales que pueden terminar excluyendo a las y los representantes del mundo con esquemas de vacunación incompletos o por costos elevados en las logísticas de la cuarenta , pero la realidad que impera muestra que las acciones no pueden esperar más.

El pasado miércoles 8 agosto se llevó a cabo el Diálogo de Alto Nivel Sobre Acción Climática en las Américas, coorganizado por Argentina, Barbados, Chile, Colombia, Costa Rica, Panamá y República Dominicana con el objetivo de incentivar la cooperación para la adaptación y resiliencia en el continente, a partir del fomento a la ambición climática.

Y es que el ADN Latinoamericano, donde se entrelazan hélices históricas y se sintetizan contextos afines, hace que en la región exista una urgencia por actuar ante el modelo extractivo y productivo que ha transgredido las oportunidades para validar derechos humanos como el acceso a un medio ambiente sano, a la alimentación o a la vivienda. Ante ello, la reunión permitió hacer un llamado a promover medios de implementación, canje de deuda por acción climática, y poner el acento en la adaptación y su financiamiento.

Citando al expresidente argentino Nestor Krichner, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, recalcó que “en la región somos acreedores ambientales ante el mundo porque tenemos en nuestros suelos y en nuestras aguas bienes ecosistémicos que benefician al mundo y nosotros queremos cuidarlo, pero también necesitamos financiamiento”.

En seguimiento a las acciones derivadas de la polémica COP 25, realizada entre España y Chile, el Encuentro Regional sobre Cambio Climático e Igualdad de Género, que dio inicio el pasado 2 de septiembre, ha versado en fomentar la participación activa y equitativa de las mujeres en la toma de decisiones para lograr una acción climática efectiva en América Latina y el Caribe.

Reflexionar sobre los impactos diferenciados del cambio climático permite ver las causas estructurales de la desigualdad de género a partir de la carga de responsabilidades domésticas y de cuidados en los hogares, la informalidad del trabajo y la brecha salarial. Entre los desafíos para las brechas mencionadas, se encuentran la generación de información para la toma de decisiones, la voluntad política, el desarrollo de capacidades, mecanismos de arreglos institucionales, y el acceso a financiamiento climático con perspectiva de género.

De acuerdo a la ministra de medio ambiente de Chile, Carolina Schmidt “Necesitamos a tomadoras de decisión desarrollando políticas para la agenda 2030. Necesitamos a más mujeres en la protección de nuestros ecosistemas y la biodiversidad, en la transición a la economía circular y en la acción climática. Cuando las mujeres lideran las transformaciones, las comunidades enteras se benefician”, señaló.

Con lo anterior se remarca que la emergencia climática es una oportunidad de reconstruir un sistema no sólo económico sino cultural que ha moldeado los cimientos de nuestras sociedades contemporáneas, pues la forma de pensar el desarrollo, debe de salir del encuadre del PIB y reconocer y legitimar las demandas sociales.

Felipe Solá, ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto en Argentina, afirma celebrar “las ideas sobre financiamiento que se han propuesto y sobre todo cambiar los criterios para ver cómo cumple un país, cómo debe pagar su deuda, cuál es el verdadero riesgo de ese país y no sólo cuál es su PBI, por qué la cuestión ambiental se ha vuelto una cuestión social”

Si bien lo anterior permite generar alternativas orientadas hacia un desarrollo sustentable, las especialistas convocadas al diálogo sobre cambio climático y perspectiva de género, señalan la pertinencia de transversalizarlo en los nuevos escenarios.

De acuerdo al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), más del 80% de los empleos que se abrirán por la agenda de descarbonización serán en sectores dominados por hombres y solo el 20% de estos nuevos empleos se crearán en sectores donde las mujeres son mayoría.

Por ello es que debe también contemplarse la participación de las mujeres en el mercado laboral en sectores que también son relevantes con la descarbonización como la energía, agricultura, construcción y gestión de residuos, para que el beneficio sea equitativo en lo referente a la creación de empleos.

Y es que la transición hacia una economía verde y descarbonizada, con un nuevo paradigma sobre el desarrollo en la región, son las banderas de lucha para hacer frente al cambio climático de manera justa e inclusiva.

About AnaHerrera

Browse Archived Articles by AnaHerrera

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.