7 de las 68 lenguas indígenas en México son representadas en juguetes interactivos

Jul 24, 2017 // By:AnaHerrera // No Comment

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), hay más de 6 mil lenguas que se hablan en todo el planeta y 50 % de ellas se encuentran en riesgo de desaparecer.

México se ubica en el séptimo lugar de los países con mayor cantidad de estas expresiones del lenguaje con 11 familias y 68 lenguas que a su vez permiten la existencia de 364 variantes con el inminente riesgo de perderse.

Para enfrentar esta problemática, el Laboratorio de Lengua y Cultura Víctor Franco (LLCVF), presentó juguetes y juegos interactivos que estarán al alcance del público infantil a través de muñecos que responden en purépecha, náhuatl, wixarika y tutunaku; loterías que se pueden jugar en maya, náhuatl, mixteco o español y un gusanito que al conectarse por medio de bluetooth, habla en lengua hñahñu.

Con el apoyo del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), este trabajo denominado “Juguemos con…” fue coordinado por la Dra. Frida Villavicencio Zarza, quien destacó la importante colaboración que fue requerida por parte de hablantes de esta lengua dentro del proceso de creación de estos juguetes.

“Son ellos los que proveen los conocimientos más representativos de su cultura y de su lengua, aseguran su pertinencia y los ponen al servicio de la creación de materiales significativos y lúdicos para apoyar la educación de sus nuevas generaciones”, manifestó la investigadora.

La desconexión con la naturaleza y la hegemonía del capitalismo no sólo han causado la posible extinción de algunas especies de flora y fauna sino que también han puesto en peligro la diversidad lingüística que existe en distintas sociedades en todo el mundo; los juguetes interactivos son una herramienta didáctica de gran utilidad para enfrentar este problema y mejorar la percepción que se tiene incluso en los mismos hablantes quienes, en algunos casos, por no poderse comunicar con el resto del mundo, prefieren omitir esta digna habilidad.

Para favorecer la adquisición de la lengua materna, los juguetes de la colección están diseñados para niños de 0 a 6 años de edad que cursan la educación inicial y el nivel preescolar. Su distribución se contempla en las comunidades de hablantes, así como en instituciones que tienen a su cargo estos grupos vulnerables, como la Secretaría de Educación Pública, la Dirección General de Educación Indígena, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y el Consejo Nacional Indígena.

Sobre el desarrollo de estas herramientas lúdicas, la doctora Villavicencio añadió que fueron requeridos tres años de trabajo intenso desde que se determinaron las lenguas en las que se habrían de producir hasta la obtención de los prototipos que ahora se pondrán a prueba.

Además, indicó que el proceso para transitar de los juegos a los juguetes interactivos estuvo a cargo de un equipo multidisciplinario integrado por lingüistas, antropólogos, educadores, diseñadores, artistas, y programadores en computación y robótica del INAOE, Centro del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), al igual que el CIESAS.

Finalmente, la investigadora destacó la colaboración de especialistas en lenguas indígenas mexicanas como: Genner LLanes Ortiz (maya-yucateco), Lizbeth Sánchez Ortiz y Aldegundo González Álvarez (Náhuatl de Cuetzalan), Tutupika Carrillo de la Cruz y Saúl Santos (wixarika), Teresa Cano Vázquez y Gabriela Lobato (Tutunaku), Rosa Guillermina Ascencio (purépecha), Juan Julián Caballero (mixteco) y de Zandra Pérez Velasco (LLCVF).

“Además de mi gratitud, también quiero reconocer a los muchos y buenos amigos del LLCVF, hablantes y colegas que han dado su tiempo y han compartido sus saberes con nosotros para la educación indígena”, precisó.

Fuente: Mi ambiente y el Economista

About AnaHerrera

Browse Archived Articles by AnaHerrera

Leave a Comment

Your email address will not be published.