La pérdida de biodiversidad: un problema global con un enfoque local

Jul 23, 2018 // By:AnaHerrera // No Comment

Desde los microorganismos que hay en la raíz de los árboles hasta los grandes mamíferos que sobreviven en extensas reservas naturales, marinas o terrestres, la biodiversidad es un colorido abanico de la variedad de vida que existe en el planeta.

El impacto de la huella humana y sus industrias, el deterioro de hábitats y ecosistemas, la introducción de especies invasoras, el abuso de agroquímicos y el cambio climático, han puesto en amenaza a las especies. De acuerdo a la Lista Roja de Especies Amenazadas (IUCN) desde el siglo XVI al menos 803 especies se han extinguido.

A partir de las estimaciones, existen de 5 a 30 millones de especies alrededor del mundo, de las cuales sólo se han logrado identificar 1.8 millones.  Paradójicamente, casi 17 mil de esas especies se encuentran en peligro de extinción.

En América Latina están 7 de los 12 países considerados megadiversos. Junto a Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Venezuela y Bolivia, México es una de las naciones con mayor patrimonio natural y mayor responsabilidad ante el panorama actual de la pérdida de biodiversidad.

Con 183 Áreas Naturales Protegidas (ANPs)  México es hogar de 669 cactáceas, 864 reptiles y 564 mamíferos; además, tiene la segunda barrera coralina con mayor extensión territorial en donde viven 60 especies de corales, 350 moluscos y 500 peces.

Aunque es un territorio pequeño, su capital, la Ciudad de México, (CDMX) es una de las metrópolis más grandes del mundo. Con más de 8 millones de habitantes y una historia vinculada al recurso hídrico desde los orígenes de su fundación, la ciudad mexicana tiene 17 de las 183 ANPs con las que cuenta el país.

Tlalpan es la municipalidad más extensa de la ciudad al abarcar 20.7% del territorio total de la misma. Entre sus extensas cordilleras montañosas de origen volcánico, sus bosques de agua y la firmeza en su suelo, existe un archipiélago de áreas verde que se encuentra vulnerable ante la presión de la mancha urbana, el manejo errático de las autoridades y la distribución de un recurso hídrico que resulta insuficiente a pesar de ser abundante en la región.

Sierra del Ajusco (La montaña nevada) en municipalidad Tlalpan en donde también se observan los bosques y las zonas de reserva ambiental en contraste con la ciudad. Foto: Ana Herrera

Hace no más de 20 años,  83 % de su territorio total era considerado como suelo de conservación. Pero la presión del avance urbano, especialmente desde la ocupación de la zona posterior al sismo que vivió la ciudad en 1985 (y ante una posible repetición tras la actividad sísmica del año pasado) ha derivado en que actualmente sólo el 59 % de su extensión tenga esta cualidad destinada a la protección del medio ambiente, de acuerdo al Programa de Desarrollo de la Delegación de 2016[1].

Algunas especies animales de la región como el conejo zacatuche-teporingo y la zorra gris, se encuentran en peligro de extinción. Actualmente Tlalpan es un territorio complejo, con iniciativas comunitarias e institucionales enfocadas en la sustentabilidad que permiten sumar esfuerzos por enfrentar el deterioro ambiental y la pérdida de biodiversidad a nivel global.

[1] http://www.tlalpan.gob.mx/docs/Programa_Delegacional.pdf

About AnaHerrera

Browse Archived Articles by AnaHerrera

Leave a Comment

Your email address will not be published.