Flor de Cempasúchil. La flor que da la bienvenida a los muertos.

Oct 31, 2020 // By:Anel Jiménez Carrizosa // No Comment

Cuando mi madre me enseñó cómo poner la ofrenda del día de muertos, me explicó que todos los elementos tienen un significado y que era la flor de cempasúchil la que se encargaba de guiar y dar la bienvenida a los muertos. Es por ello, que se debía colocar un camino de pétalos de cempasúchil desde la puerta de la casa hacia la ofrenda, donde los muertos podrán disfrutar de las comidas que les hemos preparado y convivirán con nosotros durante una noche de cada año.

Es el aroma exquisito y color anaranjado intenso del cempasúchil el que dota de peculiaridad a las ofrendas que año con año se realizan como, posiblemente, la tradición más querida entre los mexicanos. Entre el calor tenue de las velas, las otras flores como el terciopelo y la nube, el chocolate de las calaveritas, el pan de muerto y el exquisito aroma del copal recordamos a nuestros seres queridos.

El nombre científico de la flor que comúnmente conocemos como cempasúchil es tagetes erecta, y su etimología proveniente del náhuatl se traduce como “flor de veinte pétalos”, debido a que sus pétalos se dan en múltiplos de veinte. Pero no sólo los pétalos de la flor son abundantes, sino también los diferentes nombres por los cuales es conocida. Algunos de los nombres que recibe la flor en otros países son “marigold”, “clavel chino”, “rosa de la india” y “maravilla azteca”. Algunos de los nombres en otras lenguas en México son “apátsicua (lengua purépecha y tarasca), cempoalxóchitl (lengua náhuatl), kalhpu’xa’m (lengua totonaca), ita-cuaan (lengua mixteca) y santoorom wits (lengua huasteca).

La planta puede alcanzar la altura de 1.8 metros y se da de manera anual. Se considera que la flor de cempasúchil es originaria de México y centroamérica y en nuestro país se encuentran aproximadamente 35 especies diferentes de las 55 que se pueden encontrar en el continente. Otras especies son: tagetes patula, tagetes lunulata.

Tagetes patula
Tagetes lunulata

Aunque la flor inunda los mercados en estas fechas debido a su uso ornamental, la producción mundial se concentra principalmente en China, India y  Perú. Su producción en estos países obedece sobretodo al uso de la flor en las industrias alimentarias y farmacéuticas, pues de la flor se extraen colorantes que son usados en los piensos de aves y mascotas, así como para medicinas. Desde que el mercado se movió a Asia la producción de cempasúchil ha disminuido en nuestro país, desaprovechando un potencial económico considerable.

En México, Puebla y el Estado de México son los principales productores de esta bella flor. En la ciudad de México, existe una importante producción en Xochimilco. Los agricultores, en la producción de cempasúchil se enfrentan principalmente a los hongos y diferentes plagas.

Con respecto a las especies silvestres, se puede decir que son poco conocidas, aunque de entre ellas destaca la que es llamada “pericón”. Estas especies silvestres se dan en Guerrero, Jalisco, México, Michoacán, Morelos y Puebla.

Pericón

La flor de cempasúchil es comestible y tiene propiedades curativas que han sido aprovechadas de manera tradicional por comunidades originarias. Se puede usar para aliviar dolores, problemas gastrointestinales, afecciones respiratorias, entre otros usos.

Durante esta temporada se pueden encontrar atoles, tamales, curados, cremas y otro tipo de alimentos hechos a base de esta flor. Por ello, si ya no tienes ideas para preparar alimentos durante esta temporada, podrías intentar preparar una receta con el cempasúchil como ingrediente principal o consumir estos singulares productos de temporada.

Desafortunadamente la contingencia sanitaria ha afectado la producción de cempasúchil durante este año y existen estimaciones que indican que la producción cayó en 60% en Xochimilco, afectando a aproximadamente 500 productores que han visto disminución en sus ganancias. La principal razón es que, para evitar contagios, se han cerrado los panteones, impidiendo que muchas familias lleven flores a las tumbas de sus seres queridos.

Mientras en otros años podíamos disfrutar de ofrendas monumentales en los espacios públicos como plazas y cementerios, la contingencia sanitaria nos obligará a prestar atención al elemento privado de la tradición, ya que las ofrendas públicas se han tenido que pausar por este año. Disfrutemos de la tradición compartiendo con nuestra familia la tradición de dar la bienvenida a los muertos con el cempasúchil.

 

Fuentes:

Conabio, Ficha técnica del Cempasúchil

Vazquez Moreno, Carmen. Manejo de enfermedades foliares con Trichodermaspp. y Bacillus subtilisen cempasúchil (Tageteserecta) del Valle de Toluca.

Jardín botánico de Fundación Xochitl. Cempasúchil, flor de la sabiduría del hombre.

El financiero. Cae 60% producción de cempasúchil en Xohimilco por pandemia

 

 

About Anel Jiménez Carrizosa

Browse Archived Articles by Anel Jiménez Carrizosa

Leave a Comment

Your email address will not be published.