Preservan información genética de árboles de Ahuehuetes

Sep 28, 2018 // By:AnaHerrera // No Comment

Los 5 ahuehuetes seleccionados se encuentran en la primera sección del Bosque de Chapultepec; además de su importancia histórica en relación a la identidad mexicana, son preservados como una fuente de información climática pues en su interior las capas anuales de crecimiento o anillos ofrecen datos certeros sobre sequías o inundaciones.

Los “viejos del agua” también conocidos como ahuehuetes, sauce llorón, sabino o ciprés de Moctezuma, se encuentran distribuidos en todo México exceptuando las penínsulas de Baja California y Yucatán. Tienen más de 20 nombres, 9 en lenguas indígenas como mixteco, tarasco y zapoteco.

Sobre la antigua Tenochtitlán, rodeada de un extenso lago, nació y creció la Ciudad de México rodeada de montañas, ríos y bosques que han sido testigos de las transformaciones sociales y ambientales que han ocurrido con el paso del tiempo.

Derivado de la imperante necesidad de preservar los recursos naturales para continuar erradicando el impacto de la huella humana, en este caso, a través de la preservación de información genética, a finales de 2016, personal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) eligió cinco ahuehuetes para reproducirlos en el Centro Nacional de Recursos Genéticos (CNRG), ubicado en Tepatitlán, Jalisco, donde se tiene una colección nacional de recursos genéticos forestales.

Una vez que ingresaron al CNRG, se separaron las muestras por árbol y se enumeraron del uno al cinco, posteriormente se colocaron en tubos de ensayo bajo la técnica de cultivo in vitro, para mantenerlos en un ambiente controlado y con los nutrientes necesarios para que empezaran a desarrollarse.

A un año de haber sido ingresadas, el árbol con el número tres, el más longevo de los cinco (edad superior a los 580 años) ha tenido un desarrollo muy lento, casi imperceptible. Al parecer se debe a que a mayor edad de un árbol, más lento es el desarrollo

El estudio y preparación de los clones continuará por los siguientes años hasta obtener muestras con las que se pueda multiplicar y hacer más individuos.

Mientras tanto, las yemas, hojas y ramas de estos ahuehuetes continúan en una cámara fría de entre -18° y -20°C  en compañía de otras especies forestales, para resguardar y proteger  la conservación de la biodiversidad mexicana.

Algunos datos que los ahuehuetes han atestiguado

Cuenta una leyenda que alrededor del año de 1460, Nezahualcóyotl los plantó por solicitud del tlatoani Moctezuma Ilhuicamina y está comprobado que el tiempo que llevan vivos coincide con el periodo que reinó el monarca.

El 30 de junio de 1520 se dice que el conquistador Hernán Cortés lloró a pie de un ahuehuete (parcialmente aún visible en la calzada México –Tacuba, entre el metro Popotla y Cuitlahuac) después de haber sido derrotado por los mexicas, en la historia que los vencedores han denominado como “la noche triste”.

Aunque el origen del Bosque de Chapultepec es incierto, parece que se remonta al año de 1122, cuando fue descubierto por los Toltecas. Hacia el año de 1240 y 1279 llegaron los mexicas y luego de la fundación de la Gran Tenochtitlán, se convirtió en un lugar mítico para celebrar rituales y ceremonias.

En su interior se edificaron templos o teocalli, además de escaleras, calzadas, y caminos bordeados por numerosos árboles, entre ellos de Ahuéhuetl o Ahuehuete por ser considerado árbol sagrado relacionado con el agua, cuyos atributos servían de guía y protección a los pueblos mesoamericanos.

El nombre de Moctezuma se perpetuó con el colosal “Ahuehuete de Moctezuma”, también conocido como “El Sargento”, por encontrarse a un costado del Castillo de Chapultepec, estructura que alguna vez albergó al Colegio Militar.

Después de la conquista, los virreyes españoles eligieron a Chapultepec como sitio de recreo y lugar para pasar las tardes de verano.

Desde el Siglo XX el Bosque de Chapultepec pasó por múltiples transformaciones en el ámbito cultural y arquitectónico.

About AnaHerrera

Browse Archived Articles by AnaHerrera

Leave a Comment

Your email address will not be published.